////// Science for a better life

El manejo integrado de malezas es fundamental para una agricultura sustentable

Las malezas son una amenaza para la producción agrícola, que pueden llegar a reducir el rendimiento de los cultivos en más del 30 % (Oerke, 2006) y que además pueden comprometer la inocuidad o calidad de las cosechas, así como la operatoria.

Las malezas son una amenaza para la producción agrícola, que pueden llegar a reducir el rendimiento de los cultivos en más del 30% (Oerke, 2006) y que además pueden comprometer la inocuidad o calidad de las cosechas, así como la operatoria. El desafío que suponen las malezas acompaña la actividad agrícola desde sus comienzos, en los que el control de esta amenaza se realizaba únicamente mediante el laboreo de la tierra y la remoción manual.

La aplicación de productos con actividad herbicida facilitó notablemente la práctica agrícola y al mismo tiempo permitió reducir la labranza, mejorando la estructura de los suelos y la retención de materia orgánica y humedad. Sin embargo, el uso de herbicidas como única estrategia de control trae consigo el problema de las malezas resistentes. Las poblaciones de malezas son dinámicas: frente a la aplicación constante de un mismo herbicida, aquellos individuos que, por variabilidad natural, presenten algún grado de resistencias serán seleccionados. Las poblaciones de malezas se vuelven entonces resistentes al herbicida, volviéndose un problema para la agricultura.

La aparición de malezas resistentes es un desafío global y está en aumento. Las malezas son la causa de pérdidas de cosechas con mayor potencial de impacto a nivel mundial, causando altos costos de producción y amenazando la seguridad alimentaria (Oerke, 2016). El número de malezas resistentes a los herbicidas está creciendo de forma exponencial.

El 25% de las malezas catalogadas como más dañinas, ya es resistente a uno o más modos de acción de herbicidas disponibles en el mercado. Por eso, es necesario que los productores diversifiquen sus estrategias de control para evitar la aparición de resistencia, ayudar a reducir el banco de semillas de maleza resistente en el campo y preservar la eficacia de las soluciones de control disponibles.

A la búsqueda de nuevos modos de acción

Hoy la agricultura mundial está en una encrucijada en lo que se refiere al control de malezas, debido a su resistencia a herbicidas. La falta de nuevos herbicidas que neutralizan esta resistencia es un grave problema que amenaza la sostenibilidad de los modelos agrícolas actuales. Es necesario encontrar nuevos herbicidas eficaces. Es por eso que Bayer continúa invirtiendo ampliamente en investigación para descubrir nuevos herbicidas, mecanismos de resistencia de malezas y control alternativo.

La división Crop Science de Bayer, en conjunto con otras unidades de la empresa, posee una larga historia de éxito en el descubrimiento de herbicidas y protectores, así como en su comercialización. De hecho, Bayer es la única empresa en el mundo que cubre todo el espectro de tecnologías relacionadas con la tolerancia a herbicidas, incluyendo soluciones genéticamente modificadas y convencionales, así como los aspectos de protección de cultivos. Desde el inicio de sus actividades en 1960, Bayer lanzó 52 ingredientes activos en el mundo, incluyendo el indaziflam en 2010 y la triafamona en 2014, lo que representa en promedio un ingrediente activo por año.

Sin embargo, las malezas resistentes pueden serlo frente a múltiples herbicidas si estos comparten el mecanismo (o sitio) de acción, es decir si actúan sobre los mismos procesos bioquímicos y celulares de la planta objetivo. Por lo tanto, no solo es necesario encontrar nuevos herbicidas, sino también nuevos modos de acción. Esta es una tarea especialmente difícil: pasaron 30 años sin que la industria anuncie nuevos hallazgos, hasta que en 2020 Bayer anunció el desarrollo de un herbicida con un nuevo modo de acción.

El manejo integrado asegura la sustentabilidad

El manejo integrado de malezas involucra el uso y rotación de herbicidas y modos de acción, acompañado por la diversidad de medidas no químicas como rotación de cultivos, fecha de siembra adecuada y densidad de siembra recomendada para la región. El manejo integrado de malezas es parte, junto con el manejo integrado de plagas y enfermedades, de un enfoque holístico para la agricultura sustentable. El objetivo de las estrategias de manejo integrado de malezas es reducir la presión de las plantas invasoras y mantenerlas dentro de niveles aceptables, permitiendo que los herbicidas funcionen correctamente y reduciendo así la presión de selección para la resistencia.

Algunas recomendaciones del manejo integrado de herbicidas

  • Rotar los cultivos: nos permite incorporar una mayor variedad de herbicidas y de métodos culturales.
  • Implementar cultivos de servicio: minimizar los tiempos desocupados y sin cobertura de los lotes.
  • Rotar los modos de acción de los principios activos: para cada maleza debemos alternar o combinar herbicidas con distintos modos de acción. 
  • Planear el barbecho cuidadosamente: evitando las situaciones de aplicaciones de presiembra en presencia de malezas que muestren señales de resistencia.
  • Usar herbicidas en preemergencia: el tratamiento con herbicidas residuales debe ser la base del manejo químico de las malezas, para ser complementado luego por los herbicidas posemergentes.
  • Monitorear los lotes para verificar el control efectivo, y reaccionar sin demora ante escapes. Nunca dejar que las malezas produzcan semilla y se diseminen en su campo. 
  • Evaluar sistemas novedosos, como las aplicaciones secuenciales.

Algunas de estas estrategias, como la rotación de cultivos, son prácticas agrícolas conocidas e incluso tradicionales; sin embargo, el manejo integrado de malezas es un área de investigación viva, que se beneficia de los conocimientos y datos aportados por los estudios agronómicos, la investigación en fisiología de malezas y la bioquímica de los mecanismos de resistencia.

El Centro de Competencia en Resistencia de Maleza (WRCC, por sus siglas en inglés) de Bayer, en Frankfurt, está involucrado en la búsqueda y descubrimiento de los mecanismos de resistencia al probar y desarrollar nuevos conceptos y herramientas para el manejo de maleza resistente y comunicar y compartir los conocimientos y las soluciones de Bayer. Actualmente, el foco del centro está en proyectos de resistencia en muchos países en toda Europa, América del Norte y del Sur, Australia, Sudáfrica y en la región Asia-Pacífico. En Estados Unidos, el WRCC coopera y apoya a los científicos que están investigando la genética de poblaciones y mecanismos de resistencia en Amaranthus palmeri, y en Australia la resistencia metabólica en Lolium spp. (raigrás). Existen otros laboratorios de monitoreo de resistencia a fungicidas, insecticidas y herbicidas en Brasil. Este centro contribuye también al desarrollo sostenible de la agricultura, ofreciendo a los productores información y soluciones locales que les ayuden a manejar la resistencia en los campos.

Hay mucho trabajo por delante y el desafío es demasiado grande para que una sola empresa pueda asumirlo. Por esta razón, Bayer busca maximizar su capacidad para cubrir más áreas que requieren investigación y desarrollo a través de alianzas con los principales científicos del mundo.  El objetivo es alcanzar una producción de alimentos sustentable, centrada en el manejo, por medio de una combinación de medidas físicas, culturales, biológicas y químicas que sean viables, socialmente aceptables y ambientalmente correctas.

Bibliografía

  • Este estudio, realizado en Australia, muestra cómo la resistencia aparece rápidamente tras la aplicación repetida de un mismo herbicida, y muestra evidencias de que las combinaciones de principios activos pueden ser más efectivas que las rotaciones para mitigar la evolución de resistencias.
    Beckie, H. J., & Reboud, X. (2009). Selecting for Weed Resistance: Herbicide 
    Rotation and Mixture. Weed Technology, 23(3), 363-370. https://doi.org/10/c6ggd8
  • Las malezas sobrevivientes de tratamientos herbicida que son capaces de producir semillas para incrementar el banco, son una de las principales razones de la evolución de resistencia. Por eso, en el marco del manejo integrado de malezas, la fecundidad de las plantas tratadas es una información fundamental para mitigar la evolución de resistencia. En este trabajo se evaluó la respuesta a glifosato de varias especies de malezas representativas de la zona núcleo agrícola argentina con el objetivo de optimizar el uso de este herbicida. Se estableció así, para cada especie y tamaño, una dosis que evita o minimiza el aporte de semillas al suelo.
    Leguizamon, E. S., Ferrari, G., Williams, M. M., Burgos, N. R., Travlos, I., & Korres, N. E. (2019). Response of Annual Weeds to Glyphosate: Evaluation and Optimization of Application Rate Based on Fecundity-Avoidance Biomass Threshold Criterion. Agronomy9(12), 851. https://doi.org/10.3390/agronomy9120851
  • Oerke, E.C. (2006). Crop losses to pests. The Journal of Agricultural Science, 144(1), 31-43. Cambridge Core. https://doi.org/10.1017/S0021859605005708
  • Powles, S. B., & Yu, Q. (2010). Evolution in Action: Plants Resistant to Herbicides. En Merchant, S and Briggs, WR and Ort, D (Ed.), Annual Review Of Plant Biology, Vol 61 (Vol. 61, pp. 317-347). ANNUAL REVIEWS. https://doi.org/10.1146/annurev-arplant-042809-112119
  • El cambio climático está cambiando la dinámica de las malezas, tanto su estacionalidad como su distribución geográfica. Este trabajo analiza los posibles vínculos entre el clima y la biología de las malezas, y las vulnerabilidades en el manejo de malezas.
    Ziska, L. H., & McConnell, L. L. (2016). Climate Change, Carbon Dioxide, and Pest Biology: Monitor, Mitigate, Manage. Journal of Agricultural and Food Chemistry64(1), 6-12. https://doi.org/10.1021/jf506101h

Recursos

  • Para conocer más sobre los modos de acción, consulte la página de IRAC.
  • El curso Guía Modos de Acción (MoA) y su etiquetado para prevenir la resistencia, ofrecido por CropLife Latin America, busca educar a agricultores, autoridades del sector agro, ingenieros agrónomos y en general a todos los interesados en el sector sobre el impacto que tiene la resistencia en la agricultura, y cómo retrasar su aparición usando los Modos de Acción de los plaguicidas.
Compartir nota en:
Vuelve al inicio