////// Science for a better life

Grants4Ag 2021: Bayer reconoce talentos en América Latina

El programa Grants4Ag, lanzado por primera vez en 2015, ofrece apoyo financiero y científico para investigadores que deseen desarrollar sus ideas en busca de soluciones innovadoras, para todas las áreas de investigación y desarrollo de la división Crop Science de Bayer.

El programa Grants4Ag, lanzado por primera vez en 2015, ofrece apoyo financiero y científico para investigadores que deseen desarrollar sus ideas en busca de soluciones innovadoras, para todas las áreas de investigación y desarrollo de la división Crop Science de Bayer. La edición 2021 amplió el espectro de temas a considerar, así como el número de solicitantes. El resultado: tras recibir más de 600 presentaciones de más desde más de 40 países, se seleccionaron 24 propuestas que abarcan desde la protección de los cultivos con bacterias benéficas hasta la detección de enfermedades a través de drones e inteligencia artificial. Además de las ayudas financieras, cada ganador se asocia con un científico de Bayer, que orienta y da seguimiento al proyecto. Este aspecto diferencia al proyecto Grants4Ag de otros programas tradicionales de ayudas económicas.

De entre las propuestas seleccionadas, dos provienen de América Latina. A continuación, algunos detalles sobre ellas.

Eduardo Rodríguez, Argentina: las bacterias del suelo a la defensa de las plantas

El control de las plagas que amenazan los cultivos exige el uso de tantas herramientas como sea posible para lograr una agricultura sostenible. El Dr. Eduardo Rodríguez, del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario, investiga bacterias del género Streptomyces con el fin de controlar las enfermedades que afectan a la soja.

“Nuestro programa de investigación” cuenta el Dr. Rodríguez, “se centra en la mejora del rendimiento de los cultivos y el control de enfermedades mientras se recupera la salud del suelo. El control microbiológico de las enfermedades de las plantas se basa en la supresión de poblaciones de patógenos vegetales por parte de organismos benéficos. Las bacterias Streptomyces son parte de la microbiota asociada a las plantas. Pueden colonizar los tejidos de las plantas y han demostrado tener un potencial de control biológico contra fitopatógenos fúngicos de cultivos como la soja, el arroz y otras verduras. En nuestro laboratorio hemos seleccionado especies particulares de Streptomyces que inducen una respuesta de defensa capaza de proteger a las plantas de soja de una mayor infección por diferentes patógenos fúngicos. Comprender el mecanismo subyacente a esta protección ayudará a desarrollar nuevas tecnologías para la industria agrícola.”

“Estamos estudiando microorganismos que ya han convivido y trabajando junto con las plantas para protegerlas de patógenos e intercambiar nutrientes, lo que alivia el estrés. Estas bacterias funcionan como vacunas vegetales, lo que permite una mejor protección contra las infecciones por patógenos y promueve el crecimiento de las plantas.”

El grupo de trabajo para este proyecto uno dos laboratorios que combinan la experiencia en microbiología de bacterias del suelo como Streptomyces con la fitopatología y fisiología de los cultivos de soja en una investigación multidisciplinaria.

“Recursos como Grants4Ag nos ayudarán a identificar y caracterizar estas bacterias y sus mecanismos de acción en las plantas de cultivo. Esto nos permitirá desarrollar nuevos productos bioprotectores naturales para la producción de cultivos, reduciendo los tratamientos agroquímicos actuales para crear un control de plagas más amigable con el medio ambiente, lo que en consecuencia mejora la calidad y cantidad de alimentos.”

“Nuestro programa de investigación se centra en la mejora del rendimiento de los cultivos y el control de enfermedades mientras se recupera la salud del suelo.”

— Dr. Eduardo Rodríguez, Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario

Ana Laura Torres Huerta, México: a la búsqueda de antimicrobianos naturales.

Las snakinas son una familia de pequeñas proteínas con actividad antimicrobiana, parte de los mecanismos de protección de numerosos organismos. Tanto el mango como el ajo y el eucalipto presentan actividades microbianas, por lo que son candidatos para la búsqueda de nuevas moléculas.

“Nuestro objetivo”, cuenta la Dra. Torres Huerta, del Tecnológico de Monterrey, “es producir péptidos tipo snakina a partir de ajo, mango y eucalipto, para evaluar su actividad antimicrobiana y fungicida frente a especies que representan un problema en la agricultura mexicana. Para lograr tal objetivo, el paso inicial es la identificación in silico de las secuencias de ajo, mango y eucalipto. Queremos estudiar el perfil de expresión del péptido y, para evaluar sus propiedades, se propone su producción y obtención recombinante mediante síntesis química.”

“Nuestro objetivo es producir péptidos tipo snakina a partir de ajo, mango y eucalipto, para evaluar su actividad antimicrobiana y fungicida frente a especies que representan un problema en la agricultura mexicana.”

— Dra. Ana Laura Torres Huerta, Instituto tecnológico de Monterrey

Para conocer más sobre el programa Grants4Ag, visita la página de Halo Science.

Compartir nota en:
Vuelve al inicio